4 estafas inmobiliarias típicas en UK

Nos guste o no, las estafas inmobiliarias en Reino Unido no son para nada raras.
Te contamos 4 de las más comunes y las maneras de evitarlas. ¡No caigas en manos de landlords (caseros) estafadores!
Busco piso en Londres

  1. Envío de dinero a través de Western Union u otra empresa de envio de dinero al exterior.

Es muy comun cuando todavía no estás en UK, el supuesto landlord (casero) te pide que envíes una cantidad de dinero por adelantado para pagar gastos administrativos o para el depósito. Muchas veces la historia está muy bien elaborada y tiene mucho sentido pero aún así, no aceptes.

  • Consejo: Tal y como te recomendamos para los trabajos, nunca pagues nada por adelantado y cuando pagues el depósito hacelo siempre a través de un banco (transferencia o cheque), para que quede constancia del pago.

  1. Pagando el depósito en cuotas

Suena como que el landlord te quiere dar una mano: como sabe que no tenes mucho dinero, te deja pagar una parte del depósito cada mes en vez de hacer un solo pago y siempre pide que ese pago se haga en cash. Pero si el landlord decide no devolverlo al finalizar el contrato, no tenes manera de demostrar haberlo pagado a menos que te haya extendido un recibo por cada pago en cash que hayas hecho.

  • Consejo: El depósito debe estar guardado en un programa oficial del gobierno. Y en lo posible tenes que pedir que en el contrato esté especificado cuánto es el depósito y hace el pago íntegro por transferencia bancaria o cheque (si es esto último, guarda el resguardo.)
  1. Convirtiéndote en okupa sin querer…

Por desgracia, no es la primera vez que en Londres alguien se convierte en okupa sin saberlo. Respondes a un anuncio, te contactas con el landlord, visitan la propiedad, firmas y entran a vivir… para descubrir que los verdaderos propietarios son otros y que nunca aceptaron alquilar la vivienda. Es decir, el “landlord” entró ilegalmente en la casa vacía de otra persona y la alquiló sin su permiso.

  • Consejo: Asegúrate de que en el contrato aparezca el nombre y la dirección de tu landlord. Si podes, comproba su veracidad.
  1. Tarifas que nunca se negociaron

Esta es la más común y conocida. Una vez el contrato se termina el landlord te descuenta dinero por tarifas que no aparecen en el contrato o por desperfectos que ya estaban antes de que vivieras en la casa.

  • Consejo: nunca pagues una tarifa que no esté claramente especificada en el contrato. Y cuando firmes el contrato con el inventario comprueba que lo que se dice es cierto: número de muebles, estado general de la vivienda, etc.